Día de la MADRE

El segundo domingo del mes de mayo se celebra el “Día de la Madre” en el Perú y muchas partes del mundo. Esa fecha es muy importante para todos, ya que ese día se lo dedicamos al ser que nos trajo al mundo, brindándole más amor, cariño y devoción.

Desde que nacimos, nuestra madre nos brindó su calor y devoción… nos abrigó, con su pecho nos alimentó, de amor y cariño nos llenó, que poder tenerla a nuestro lado fue una bendición. Su esfuerzo y dedicación son nuestro mayor aliciente, por enseñarnos y educarnos nada era suficiente… y aunque la vida o el destino de ella nos tenga ausente, en nuestro corazón y mente, siempre estará presente.
La Madre es el ser más maravilloso de la tierra. Ella no sabe de cansancio ni le importa tener que esperar largas horas por los hijos para atenderlos. Es la persona más tolerante, comprensiva y cariñosa que pueda haber. Todos los días del año debemos demostrarle nuestro amor y cariño. No esperemos que nuestra madre ya no esté en este mundo para darnos cuenta de lo mucho que ella hizo por nosotros y de que pudimos hacerla sentir más feliz con tan sólo demostrarle día a día nuestro cariño, amor y agradecimiento hacia ella.

El compositor y estudioso de la música criolla, Don Manuel Acosta Ojeda, tiene más de mil composiciones de entre las cuales destaca una que por su mensaje y a quien va dirigida se ha convertido en una de las canciones clásicas de la música criolla, “Madre”. El vals “Madre” fue escrito por Manuel Acosta Ojeda el sábado 12 de mayo de 1951, víspera de Día de la Madre.

El periodista Jesús Raymundo, en el artículo titulado “Homenaje a Manuel Acosta Ojeda”, publicado en el diario “El Peruano” de Lima el 28 de junio de 2002, nos relata la historia de ese hermoso vals que la recogió del mismo compositor:

‘En una de sus madrugadas de mayo, después de cantar en El Botellón, visitó con sus amigos el bar El Silletazo. Era víspera de Día de la Madre, en 1951. “Mareado escribí sobre la envoltura de una cajetilla de cigarrillos algunos versos para mi madre, que me había dado todo. Sentí pena y remordimiento. A las diez de la mañana, cuando terminé mi autoconfesión, fui a mi casa”. En 1956, el tema Madre fue grabado por el grupo Los Cholos. Pero fueron Los Chamas quienes lanzaron a la popularidad el valse de la sinceridad’.

El vals “Madre” es considerado, tanto por su letra como por su música, como un excelente aporte hacia nuestra música criolla, y en el Perú es tema obligado en toda actuación en homenaje al Día de la Madre. A mi madre, hermanas y todas las madres, les deseo, ahora y siempre, un ¡Feliz Día de la Madre!

MADRE
Autor: Manuel Acosta Ojeda

Madre, cuando recojas con tu frente mi beso
todos los labios rojos, que en mi boca pecaron
huirán como sombras cuando se hace la luz.

Madre, esas arrugas se formaron pensando
¿Dónde estará mi hijo, por qué no llegará?
Y por más que las bese no las podré borrar.

Madre, tus manos tristes como aves moribundas
¡Déjame que las bese! Tanto, tanto han rezado,
por mis locos errores y mis vanas pasiones.

Y por último, Madre, deja que me arrodille,
y sobre tu regazo, coloque mi cabeza.
Y dime: ¡Hijo de mi alma!, para llorar contigo.

Dario Mejia
Melbourne, Australia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *