Inicios del Vals Criollo del Perú

 Vals Criollo del Perú
Vals Criollo del Perú

Para hablar del nacimiento del vals criollo, tenemos que remontarnos a sus origenes  que provienen  del waltz Vienes.  Se estaba viviendo los momentos finales de la colonia, segun los estudiosos del folklore costeño, son  los Austriacos Johan Strauss (padre) y Jhoan A. Strauss (hijo) creadores del Waltz Vienes.

En 1865 Estrauss (hijo) compone el mas famaso waltz que se escucha hasta nuestros dias, por nombre “El Danubio Azul”.  Este gran musico nace en Viena, Austria, el 25 de Octubre de 1825, llegaron a llamarlo “El Rey del Waltz”.  Otras composiciones que le pertenecen a  este talentoso musico son “Voces de Primavera”, “Sangre Vienera”, “Vida de Artista”, “Rosas del Sur”, “Cuentos de los Bosques de Viena”, “Vino, Mujer y Musica”, “Las Mil y Una Noches” entre otras.  Strauss dejo de existir el 3 de Junio de 1899.

Dentro de la musica que llega a nuestras tierras desde el Viejo Continente, se encuentran el Waltz y La Polka, ritmos que sucumbieron ante la fuerte influencia de los criollos peruanos. Ya en la agonia del colonialismo, los valses vianeces eran interpretados para la alta alcurnia de la capital, por las orquestas del Hotel Maury y el Palais Concert.

Allí los sivientes negros, indios y mestizos, escuchaban aquella musica y la aprendian fracmentariamente.  Este aprendizaje entreverado, descontinuo y disperso, seria sin embargo decisivo en la definición ritmica y musical del vals criollo.

Asi, con este conocimiento imperfecto, surgieron los primeros valses por compositores populares, quienes los escribieron con frecuentes variaciones de tonalidades. Para la primera mitad del siglo antepasado nacieron los primeros valses criollos de que se tiene memoria. “El Silencio” escrito por un musico de iglesia de apellido Salazar, esto sucede entre los años 1872 al 1875, “Recuerdos de Lima”, escrito en homenaje a un diplomatico en solo piano por el maestro Walter Pease, tambien aparece “Angel Hermozo”, con letra de Abelardo Gamarra y musica de su prima Zoila, “Al Pie del Misti” con musica del doctor Eduardo Recabarren Garcia Calderon, “Hortencia”, “Crisantemo” y “La Hamaca” creaciones del musico Filipino Jose Sabas Libornio, quien fuera director de la banda de Guerra del Perú, fue tambien el, el autor de “Marcha de Banderas”  que se interpreta hasta nuestros dias, en las festividades escolares.

A comienzos del  siglo XX “El vals vienes se encontraba en pleno proceso de cambio, en busca de su identidad criolla”- segun Abelardo Gamarra.

Entre los valses modernos (1906) “Monte Cristo”, “ Valse Azul”, “Recuerdos de Abril”, “Enamorados”, “Perfume de Invierno”, “Estrella de Amor” y “ Sobre las Olas”.  El mismo Gamarra escribio bellas obras por esa epoca como “La Oruga”, Canto a Luis Pardo”, “Radiante Espirutual”, los cuales fueron musicalizados por Justo Arredondo.

Don Pancho Ferreyros ya cantaba a todo pecho, los valses de aquel periodo decisivo en la historia de nuestro canciopnero popular, temas como “Adriana”, “Tus Ojitos”, “Celaje”, “China Hereje” y “El Parisien”.

En 1911, la pareja de cantantes del barrio jaranero del Rimac, Eduardo Montes y Cesar Manrique, viajan a la ciudad de New York donde para orgullo del criollismo y de todos los peruanos, llegan a discograficamente producir, 91discos con 182 temas criollos.  Montes y Manrique, fueron los primeros en grabar en el extranjero, esta producción musical discografica, atribuida a la denominada “Guardia Vieja”, con variados e innumerables autores, en su  mayoria anonimos.

Y el 3 de Diciembre de 1912, Alejandro Ayarza, conocido entre los criollos  como “KARAMANDUKA” presenta en escena, en el teatro “Victoria” situado en la calle Orijuelas, (6ta. Cuadra del Jirón Ica) su Obra Musica Peruana, donde da a conocer su immortal vals,

“La Palizada”.

Don Julio Arredondo ligara su nombre a este proceso de afirmación criolla del pais, con sus valiosas contribuciones.  Otros autores de singular significado por aquellos tiempos fueron Alejandro Saenz, “La Cabaña”, Nicanor Casas, “El Capuli”, Pedro Arzola, “Alejandrina”, Braulio Sancho Davila, “La Comarca”, Pedro Bocanegra, “La Alondra”, Miguel Almenerio, “Rebeca”, Carlos Saco, “A la Huaca China”, Juan Francisco Ezeta, “Ecos del Alma”, Pedro Fernandez “Al Fin Solos”, Guillermo Suarez Mandujano,”Bella Mujer”.

La musica criolla alcanzaria su perfecta definición, a partir del año 1917, cuando un joven de escasa figura, procedente del barrio, (cuna del criollismo) los Barrios Altos, por nombre Felipe Pinglo Alva, da a conocer en los senaculos del criollismo, su primer vals “Amelia”.  Pinglo inauguró un nuevo capitulo en la historia  musical costeña, el vals criollo adquiere definitiva personalidad.  En adelante seria intencionado en sus versos, profundo en su melodia y escencialmente mensajero de honda emoción social.


Nota: Algunos datos han sido recopilados de los libros, “Antologia de la Musica Peruana”

De Lorenzo Villanueva y Jorge Donayre. Y “Canción Criolla, Memoria de lo Nuestro” de

 Manuel Zanutelli Rosas.

    Por: Victor Hurtado Riofrio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *