El valse criollo del Perú

El valse criollo del Perú
El valse criollo del Perú

Vals, uno de los bailes mundialmente difundidos. Fuè en sus comienzos una expresiòn revolucionaria por el enlazamiento de las parejas y sus giros “vertiginosos”, muy de acuerdo con la època. Su triunfo señalò la victoria de la burguesìa sobre la aristocracia.

Hace poco màs de un siglo, una danza de rùsticos giros, invadiò sùbitamente el recinto de la buena mùsica. Era el “vals”.

El vals, considerado actualmente como la quinta esencia del decoro, fuè tenido por muchos, en su dìa, por una danza indecente, y aùn licenciosa. En algunos lugares estaba prohibida.

Musicalmente es posible apreciar las grandes diferencias entre el vals que arrebatadoramente baila Europa y el otro vals, aquel ya estilizado y tratado por los grandes maestros de la mùsica en las formas sinfonìa, concierto o tambièn en forma libre o aplicado al ballet.

Creo importante recordar, el porquè los criollos dicen: “valse”. De lo que tengo memoria, “valse” sòlo decìan lo pobres. Los negros, los zambos, los cholos. La gente de “medio pelo”, para arriba, decìa: “Vals”. Y es la famosa “tina” denominada: “La palizada”, cuyo caudillo era, Alejandro Ayarza Morales, màs conocido como “Karamanduca”, la que pide y toca, un “valsesito”.

“Karamanduca”, se le llamaba, hasta no hace mucho, a una empanada picante, que tenìa muchos “condimentos”. Alejandro Ayarza Morales, se hacìa llamar asì, pues escribìa en “El Comercio”, a principios de siglo, una secciòn titulada: “Los Jueves de Karamanduca”. La burguesìa hizo de èl, un sìmbolo del criollismo.

Y, creo que allì se inicia la agonìa del valse. El negro no bailaba el valse. Bailaba el “festejo”, la “marinera limeña” (zamacueca evolucionada, llamada tambièn “jarana”), el “zambalandò” y otros ritmos extinguidos.

Por: Manuel Acosta Ojeda

Enviado por Cecilia Núñez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *