Suspiro de Limeña

Por Dario Mejia

Una vez más, se pasaron;

a nuestra zamacueca
la convirtieron en cueca,
al Pisco lo registraron
y con ello lo usurparon,
quisieron tomar Cusco
para un vino chusco,
la peruana chirimoya
la hicieron chilimoya,
así dicen que yo busco.

De un postre de bandera
se quieren ahora adueñar,
dizque solamente prestar
y con astucia ligera
que sólo es una quimera
lo pretenden apropiar
y como marca registrar,
sin pensar de donde venga
ni que como nombre tenga
la gracia limeña sin par.

Manjar real delicioso
con alma de tradición,
cargado de mucha sazón
y con dulzor grandioso,
que se presenta cremoso,
es “Suspiro de Limeña”,
como la mujer limeña
tan llena de hermosura
que derramando lisura
a todo hombre ensueña.

Su sabor es exquisito
de buena cocina criolla
que hace querer la olla
para calmar el apetito
de ese postre bendito,
blanco como alma pura,
dulce, suave, con mixtura,
cual Suspiro de Limeña
que al hombre le enseña
a quererla con ternura
…y también con locura.

Dario Mejia
Melbourne, Australia
[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *