Jesús Vásquez es una “gloria nacional”, afirmó jefe de Estado

(ANDINA).- El presidente Alan García sostuvo hoy que la desaparecida cantante criolla María de Jesús Vásquez, la llamada “Reina y Señora de la Canción Criolla” es una “gloria nacional”.

“Una gran amiga, una gloria nacional, una voz celestial, María de Jesús ha sido una extraordinaria criolla, alegre y tenía un don divino que era su voz incomparable”, declaró a la prensa a su salida del Museo de la Nación, donde son velados sus restos mortales.

García Pérez se declaró amigo personal de María de Jesús Vásquez, quien, dijo, tuvo una “vida digna” y que deja una huella en el corazón de los peruanos.

“Yo le decía a sus hijos que no es un momento de tristeza, Jesús, a la que conocí muchísimo en su casa, en San Miguel, hemos tenido de hablar muchas veces con Jesús que era alegre y cantadora”, manifestó.

El mandatario llegó a las instalaciones del Museo de la Nación a las 12:25 horas y, tras expresar sus condolencias a los familiares de María de Jesús Vásquez, oró ante su féretro.

En seguida, García participó en una misa de cuerpo presente, y luego en un homenaje que le rindieron diversos cantantes del criollismo a la “Reina y Señora de la Canción Criolla”.

Estuvieron presentes, entre otros, Augusto Polo Campos, Edith Bar, José Escajadillo, Carmencita Lara, entre otros.

Durante el homenaje, el jefe de Estado interpretó, junto a los cantantes, diversos temas de María de Jesús Vásquez.

María de Jesús Vásquez dejó de existir ayer a las 15.00 horas en la Clínica Maison de Santé, víctima de un fuerte cuadro de obstrucción intestinal del cual había sido operada días antes y tras lo cual permanecía en coma en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“La Reina y Señora de la Canción Criolla”, nació en Lima el 20 de diciembre de 1922 y desde la edad de 10 años ha actuado en los más importantes escenarios del mundo.

Fue la más expresiva intérprete de temas como “El Plebeyo”, el vals peruano de Felipe Pinglo Alva, que interpretó en el films “El Guapo del Pueblo”.

Asimismo, interpretó los más variados ritmos peruanos como valses, festejos, zamacuecas, landós, alcatraz, resbalosas, sañas, polkas, marineras, tonderos, huaynos, pasillos y boleros, entre otros.

Durante su extensa y prolífica carrera musical, cantó con numerosas figuras de nivel internacional como Libertad Lamarque, Pedro Vargas, Pedro Infante, Los Panchos, Rafael y Celia Cruz.

El cuerpo de la cantante permanecerá hasta las 23:00 horas de hoy domingo en el Museo de la Nación, donde recibirá el homenaje póstumo de sus familiares y amigos.

Mañana lunes, a las 08:00 horas, serán trasladados al municipio de San Miguel, luego a la iglesia de las Nazarenas y, posteriormente, al cementerio Mafre de Huachipa, lugar elegido como su última morada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *