EL HUERTO DE MI AMADA

Vals peruano

Felipe Pingo Alva

Si pasas por la vera del huerto de mi amada
al expandir tu vista hacia el fondo veras
un florestal que pone tonos primaverales
en la quietud amable que los arbustos dan.

Alla es donde he dejado lo mejor de mi vida
ahi mis juramentos vagando han de flotar

BIS: por que ese ha sido el nido de amargos
sufrimientos y alli la infame supo de mi amor renegar.

II

Quien quiera con el alma el corazon no mande
quien busque amores buenos que deje de sonar,
el corazon y el alma son dos fuerzas humanas
que emprenden una senda para no regresar.

Sus afectos son leyes que gobiernan y mandan
labrando asi la dicha como tambien el mal

BIS: y reciben y cumplen las voces del destino
que tan pronto nos rie o nos hace llorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *