CAJON PROFESIONAL

Dimensiones:
Anchura: 12.5 en.
Altura: 19 en.
Profundidad: 10.5 en.

La historia nos ha mostrado en mucho que algo grande puede ser generado de un acto muy vergonzoso, el Cajon es tal objeto.
¡Cuándo Africanos de Oeste fueron tomados de su patria para serles vendida en puertos desconocidos, ellos eran a menudo veces temidas, en parte debido al poder de estos primeros oídos, TAMBORES (BIDONES)!
En particular cuando el Angolons fue comprado los forzaron a quemar sus propios tambores(bidones).
El resultado de esto era el descubrimiento de una caja de bacalao que no sólo resonó como un tambor(bidón), pero también podría ser disfrazada como un asiento o el taburete.
Para jugar el Cajón, uno se sienta sobre la cima de la caja y da un toque rítmicamente en el lado de la caja frente al que con el agujero. Hay 3 tornillos en lo alto del lado que juega para más o menos la resonancia, también 2 o 4 cuerdas verticalmente estiradas contra el interior para la resonancia añadida.
El tono de la madera puede variar ligeramente de lo que es imaginado.
Llevada de bolso incluido

 

Paralelepípedo de madera que acompaña la mayoría de formas musicales de la costa peruana. Aunque sus formas y tamaños varían sus medidas más corrientes son: 35cm. por 20cm. en la base, 46cm.de altura, y el grosor de las paredes de l2 a l5 mm. El percusionista se sienta sobre el instrumento tañéndolo en la parte anterior. El CAJON tiene en la parte posterior una boca u orificio circular de unos l0 cm. aproximadamente. En algunos casos tiene dos orificios, que son rectangulares y se encuentran a los costados.

La cara anterior es más delgada, y en ella el percusionista toca con los dedos o con la palma ahuecada, logrando básicamente dos tipos de sonoridad: más grave hacia el centro de la tapa o más agudo en el borde superior de la misma.(INC. l978) El CAJON interviene en conjuntos instrumentales llevando una base rítmica e improvisando por momentos. También se usan dos cajones que entran en diálogo contrapuntístico, dando continuidad a los tambores -macho y hembra- alternando la función de base y repicador. En décadas pasadas el CAJON intervenía preferentemente en la MARINERA, el TONDERO, el GOLPE’TIERRA, incorporándose al VALS enlos últimos años enriqueciendo esta forma musical y transfor- mando su carácter hacia un tono más festivo y más sincopado. Entre los grandes tañedores de CAJON se recuerda al “Gancho” Arciniegas quien fue el primero en introducir este instrumento al Vals. Se difunde especialmente en la década del 70 entre los grupos de folklore afroperuano y con la participación en el Conjunto Nacional de Folklore que dirigía Victoria Santa Cruz, así como en la conocida agrupación Perú Negro que dirige el cajoneador Ronaldo Campos.

El maestro Arturo Zambo Cavero lo incorpora definitivamente en lainterpretación de la música criolla consolidando un conjunto típico compuesto por: guitarra, cajón y voz.