A la Huacachina

Polca atribuida a Francisco Pérez Abampa, maestro de música, natural de Ica quien falleció el 26 de agosto de 1969 en su tierra natal. La letra, para unos, fue escrita por Luis Legarda; para otros por Carlos Saco; no falta quien dice haber sido de Emilio Visosa.
 
Juntito a la Huacachina
una mañana te vi,
y me miraste de mala gana
y yo me muero de amor
por ti.
 
A la Huacachina
que yo te quiero,
a la Huacachina
que es nuestro cielo.
 
¿Cómo quieres que te quiera,
si tu amor no es el primero?
¿Cómo quieres que te ame,
si me andas engañando?
Y me miraste de mala gana
y yo me muero de a mor
por ti.
 
Fue interpretada en la película argentina “Cita en la frontera” por la orquesta de Francisco Canaro. Actuó Libertad Lamarque.
 
A propósito de la letra se discute bastante. No sería la laguna Huacachina, distante a tres kilómetros al S.O. de Ica, a la que se refiere el autor; él habría escrito: ” A la huaca, china”. “Juntito a la huaca, china/ una mañana te vi”. Y al parecer así sería, porque no tiene sentido eso de:
 
A la Huacachina
que yo te quiero,
a la Huacachina
que es nuestro cielo.
 
El artículo “la” está demás. En todo caso, si se refiriese a la laguna sería simplemente: ” A Huacachina” o , Tambien: “Juntito a Huacachina” (la laguna) una mañana te vi”.
 
Algunas huacas de la costa solían ser escondites de chinos cimarrones y, a la vez, eran lugares de amores furtivos, o “mal afamados”. Cuando se pregona o grita ” vamos a la Huacachina”, en realidad se está diciendo ” Vamos a la huaca china” (la huaca de los chinos, el lugar donde se reunían os culíes).
 
 
“Huacachina”
 
Fco. Flores Chinarro
 
Se ha descubierto una cosa
que vale más que una mina,
y es el agua prodigiosa
del lago de Huacachina
 
A echar abajo los cerros
ya todos se determinan
para ir en coche
a Huacachina
 
Vámonos a Huacachina
vámonos a Huacachina.
 
(De ¡Cuidado con las Jaranas! comedia en dos actos y en verso editada, en 1862, por el escritor iqueño Francisco Flores Chinarro).
 
Nota: El estudio de la laguna Huacachina fue hecho en el siglo pasado por Antonio Raymondi y Sebastián Barranca, pero tambien por otra comisión nombrada por la Faculatd de Medicina integrada por los doctores José Eboli, José Casimiro Ulloa y Mariano Arosemena.
las cualidades terapéuticas de los baños en la laguna eran ya conocidas en 1860.
 
De: canción Criolla, memoria de lo nuestro.
Envíado por José Olivera