Compases y Alteraciones

Compases simples y compuestos:

Los compases que hemos visto hasta ahora se llaman compases simples. En los compases simples la unidad de tiempo se subdivide en mitades (una negra se subdivide en dos corcheas).

 

En los compases compuestos por el contrario la unidad de tiempo se subdivide en tres partes.

Algunos puntos importantes que debemos considerar en relación a estos compases:

 

–      Reconocemos los compases compuestos porque sus numeradores (cifra superior en la indicación de compás) son 6, 9 ó 12.

–      Obtenemos el número de tiempos en el compás dividiendo el numerador entre 3. Por ejemplo un compás de 6/8 tiene 2 tiempos (6 dividido por 3).

–      Las unidades de tiempo de los compases compuestos llevan un puntillo.

–      El denominador (número inferior) indica la figura que ocupa un tercio del tiempo. Por ejemplo en el compás de 6/8 la corchea ocupa un tercio del tiempo ya que un tiempo se forma por 3 corcheas ó 1 negra con puntillo.

 

La siguiente tabla resume estos puntos:

Las alteraciones:

Cualquiera de las siete notas se puede alterar de forma ascendente o descendente por medio de las alteraciones (las alteraciones son figuras que se encuentran dibujadas sea al principio del compás, en un compás determinado, y/o después de una nota musical).

En la escritura musical una alteración afecta cualquier nota del mismo nombre y en la misma octava dentro de un compás. En el siguiente ejemplo el último sol es sostenido (necesitaríamos añadir un becuadro si lo quisiéramos natural):

 

Decimos que un becuadro la convierte a natural, porque le quita a la nota la afectación ocurrida hasta ese momento.

 

 

Las armaduras de clave:

Para reducir el número de alteraciones al momento de escribir la música recurrimos al uso de armaduras de clave. Estas alteraciones, escritas entre la clave y la indicación de compás afectan a todas las notas de ese nombre a través de la pieza incluyendo aquellas en otras octavas.

 

En el siguiente ejemplo todos los fa y los do son sostenidos. El sol del primer compás es sostenido y el do del segundo compás es natural debido al becuadro. El último sol no necesita el becuadro ya que el sostenido estaba en el compás anterior, pero a veces se escribe por seguridad:

 

 

Las claves de do:

Además de las claves de sol y fa existen claves de do en 1ra (la 1ra línea equivale a do), do en 2da, do en 3ra y do en 4ta. De éstas, las que usamos comúnmente son las de do en 3ra (para la viola) y la de do en 4ta (violonchelo, fagot, entre otros para notas agudas).

A continuación las notas en clave de do en 3ra:

Editores de Partituras

 

Un Editor de Partituras es algo parecido a un programa de Word (tratamiento de textos), sólo que en lugar de usarse para escribir palabras, sirve para escribir música.

Estas herramientas, están pensadas para permitir todas las expresiones del lenguaje musical, y en general, tienen más opciones de las que nunca llegaremos a usar fuera del terreno de la Edición Profesional.
Con ellos podrás escribir e imprimir con gran calidad todo tipo de música, desde una simple melodía, hasta complejas partituras para varios instrumentos, incluyendo Tabulados de Guitarra, Letras de las Canciones, toda clase de Articulaciones, Dinámicos, Reguladores, etc.


ventana principal de Encore.

Una de las ventajas de trabajar con un Editor de Partituras, es que estas ¡suenan!
Todos ellos poseen un comando “Play”, que permite escuchar lo escrito, en este sentido estos programas funcionan de forma parecida a un secuenciador, y cuentan con la mayoría de funciones básicas de estos.

Otra de las ventajas de los Editores de Partituras, es que permiten cambiar de tonalidad las notas y el cifrado con sólo apretar un botón, esto es sumamente cómodo cuando tenemos, por ejemplo, una melodía escrita para Piano, y deseamos escribirla para Guitarra, Bajo, Saxo, Trompeta, o cualquier otro instrumento transpositor.

Los Editores de Partituras más populares son:

b02-azul.gif (202 bytes) MusicTime (Castellano, Catalán)
b02-azul.gif (202 bytes) Amadeus (Castellano)
b02-azul.gif (202 bytes) Opus (Castellano)
b02-azul.gif (202 bytes) Cubasis Notation (Inglés)  
b02-azul.gif (202 bytes) Encore (Inglés)
b02-azul.gif (202 bytes) Finale (Inglés)

El Pentagrama

Como se usa… ?

Usamos el Pentagrama cuando queremos escribir y/o leer música.

Para ello escribimos / leemos las figuras musicales sobre las líneas y los espacios del pentagrama. Dependiendo de su posición sobre el pentagrama podemos conocer la nota musical que representan.

 

Nombre de las Notas:

El sistema musical cuenta con (07) siete notas musicales, el orden es el siguiente: Do, re, mi fa, sol, la y si.

 

En el piano las encontramos de la siguiente forma:

 

 

 

 

Las teclas blancas corresponden a las notas musicales, mientras que las negras corresponden a las notas denominadas sostenidas y los bemoles.

En ese sentido, la nota negra que está entre las notas do y re, recibe dos nombres: Si leemos de izquierda a derecha tenemos la nota: do# (do sostenido) y si leemos de derecha a izquierda, nos referimos a la nota reb (re bemol).

La lectura para las demás notas es de la misma forma, a excepción de las notas mi y fa, y de las notas si y do, donde no hay sostenidos ni bemoles, debido a que entre ambas notas sólo existe ½ tiempo.

 

La clave de sol:

Es una nota o figura musical, que se origina en la segunda línea inferior del pentagrama, la cual toma éste nombre “Sol” (Clave de Sol), debido a que nace precisamente en ésta nota musical. A continuación pueden ver las notas musicales representadas por cada una de las líneas y espacios de un pentagrama con su clave de sol.

Nótese que la primera línea (la línea inferior) corresponde a la nota mi y el primer espacio a fa. En otras palabras la notas musicales siguen sobre el pentagrama (línea-espacio-línea) el orden natural (do, re, mi, fa, sol, la y si). Fíjese que podemos escribir debajo de la primera línea (línea inferior) y sobre la quinta línea (superior):

 

 

 

 

 

Las líneas adicionales:

Además de poder escribir sobre los espacios y líneas existentes del pentagrama, podemos también añadir líneas adicionales para escribir (hacia arriba) notas más agudas o (hacia abajo) notas gruesas o graves:

 

 

 

 

Nótese que en el gráfico se puede apreciar la distribución de las notas de acuerdo a las líneas adicionales.

 

 

 

La clave de fa:

A continuación pueden ver las notas musicales representadas por cada una de las líneas y espacios del pentagrama con clave de fa, para lo cual se incluye las líneas adicionales.

 

 

 

 

Memorización de notas:

Para poder leer la música es imprescindible saber de forma rápida la nota que corresponde a cada espacio y línea del pentagrama. Esto se logra con mucha práctica y paciencia.
No obstante en un principio puede ayudar memorizar el orden de las notas en los espacio y líneas. Por ejemplo en la clave de sol, las notas sobre las líneas son mi, sol, si, re y fa. Sobre los espacios son fa, la, do y mi:

 

 

 

 

En clave de fa:

 

 

 

 

Uso combinado de clave de sol y fa:

Combinando un pentagrama con clave de sol y otro con clave de fa podemos escribir cualquier nota, desde la más grave hasta la más aguda:

 

 

 

 

 

El último do de clave de fa (el más agudo) y el primero de clave de sol son la misma nota. El do central.

 

La música para piano se escribe normalmente usando un pentagrama en clave de sol y otro en clave de fa.

 

La música para guitarra se escribe siempre usando un pentagrama en clave de sol.