EL PIRATA

Vals

(recopilacion de Oscar Aviles)
por Los Embajadores Criollos

Yo no quiero una tumba,
ni una cruz, ni corona,
ni tampoco una lagrima,
me aburre oir llorar;
ni tampoco me recen,
solo pido una cosa:
para el dia en que muera,
que me arrojen al mar.

Los faros de los barcos
me alumbraran, cual cirios;
las boyas, cual campanas,
se pondran a doblar;
y en la penumbra vaga
de mi capilla ardiente,
he de sentir salobre
todo el llanto del mar.

Asi como he vivido, al azar,
al azar quiero irme
a otras playas mecido
en la hamaca de la mar;
quiero dejar anclado
mi corazon vacio
en un lejano puerto
y muerto aun viajar.

No quiero que me entierren,
no quiero estar inmovil,
oh que angustia tendria
dentro de un ataud!
Mas que los tiburones,
me espantan los gusanos;
quiero como un velero,
irme a la eternidad.

Mis manos en cruz, amen,
que sean cual dos velas,
un barco mi cadaver,
que embule por el mar.
Y volvere quien sabe,
a ver aquellos puertos,
que en vida vi, y adonde
no pude retornar.

Mendicidad

Vals

Felipe Pinglo Alva

Cubierto de harapos, la faz macilenta

el pobre mendigo, limosnea un pan

implorando siempre, la bondad ajena

a todos les pide, una caridad

camina encorvado, cual árbol añoso

es prueba viviente de tanta crueldad

con que el mundo, azota a distintos seres

para la innominia de su bacanal.

1.- Quien es no se sabe, su ayer es misterio

de donde ha venido, jamás lo dirá

rayando la aurora, sale diariamente

a implorar que el mundo, le prodigue el pan

“señor, señorita, niño una limosna”

pide con voz llena de angustia mortal

un Dios se lo pague que llega hasta el alma

es el mejor fruto de nuestra bondad.

Tal vez en su infancia, gozo de grandezas

quizá vivió alegre en su pubertad

hoy que ya declina su triste existencia

vive porque vive de la caridad

mendigo sin nombre, su traje lo afrenta

a este mundo vano, artero y falaz

Tu con tus miserias y con tus harapos

vales mas que el oro que el mundo nos da. (Rep 1)

LA HISTORIA DE MI VIDA

Vals Peruano

Autor: Mario Cavagnaro

INTRO

Eres el amor con que soñé
eres la ilusión que me forje
eres hoy mujer para mi vida
la prenda más querida
la mas tierna ilusión

Traes la ansiedad que adiviné
traes la pasión que imagine

y eres hoy mujer lo que mas quiero
porque eres el lucero de mi atardecer

CORO

Pero no me preguntes
la historia de mi vida
mi vida ha comenzado
cuando llegaste tú

porque antes en sus páginas
hay tantos desengaños
mentiras y fracasos
en cosas del amor

No me preguntes nunca
como empecé ha quererte
y dejame amor mío amarte solo así

Las cosas que he vivido
son ya un sueño olvidado
hoy quiero enamorado
vivir solo por ti

INTRO

REPETIR CORO

Celaje

(Vals)

Pedro Augusto Bocanegra,

Vengo a tus pies nevados

Cual las rugientes olas,

En el inmenso vago

Y eterno murmurar,

Para mirarte a solas

Y verte en torno mío

Luchando sin cesar.

Adoro tu belleza

Y ensalzo tu hermosura

Come la blanca espuma

Que el suelo va a lamer;

Adoro tu grandeza,

Tus encantos, tu misterio,

Tu mágico poder.

Huyendo de las olas

El murmurar constante,

Debajo de tus alas

Quisiera yo vivir

Para mirarte a cada instante

Bajo el sol esplendente

Para por ti morir

El mar, el mar, el mar

Con su incansable oleaje,

Tranquilo, transparente,

Voluble, embriagador

De múltiples celajes,

De formas caprichosas,

De límpido color.

Enviado por Raúl Alvarez-Russi

JOSÉ ANTONIO

Vals Peruano

Chabuca Granda

“A José Antonio de Lavalle y García, barranquino, gran señor peruano,
angustiado desde su juventud por la desaparición irreparable
de nuestras esencias, por ejemplo: el Caballo de Paso.
Desaparecía este admirable animal de trabajo y viajes largos.
José Antonio tenía un potro, “Pancho Fierro” y del embride de éste
con una yegua moqueguana propiedad de un señor chino,
brotaron todos los ambladores de hoy.
Para gloria de José Antonio, los criadores actuales de nuestro país
-angustiados, como es natural, por una u otra cosa-
siguen perfeccionando el genotipo y varios países sudamericanos
se surten de este animal nuestro.
En California, inclusive, hay un cálido lugar –Lomita-
donde le crían bajo el nombre de “The Peruvian Paso Horse”.
José Antonio me contó tanto de este caballo
que le hice esta canción, pero no me la oyó.
Por eso le letra tiene la fuga al final, que dice:
José Antonio, ¿por qué me dejaste aquí?.
Y cuando algunas señoras la cantan con ira,
yo digo: No, si la canción es de amor.
El señor se me murió. Era un señor muy viejo,
muy amigo de mi padre y muy amigo mío”.

JOSE ANTONIO
(Vals)

En España se la conoce como “Caballo de Paso”

Por una vereda viene cabalgando José Antonio,

se vienen desde El Barranco a ver la flor de amancaes;

en un bere-bere criollo va a lo largo del camino

con jipijapa, pañuelo y poncho blanco de lino.

Mientras corre la mañana su recuerdo juguetea

y con alegre retozo el caballo pajarea;

fina garúa de Junio le besa las dos mejillas

y cuatro cascos cantado van camino de Amancaes,

¡Qué hermoso que es mi chalán! Cuan elegante y garboso

sujeta la fina rienda de seda, que es blanca y roja;

que dulce gobierna el freno con sólo cintas de seda

al dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere.

Tu mi tierra que eres blanda, le diste ese extraño andar

enseñándole el amblar del paso llano gateado;

siente como le quitaste durezas del bere-bere

que allá en su tierra de origen, arenas le hacían daño.

Fina cadencia en el anca, brillante seda en las crines,

y el nervio tierno y alerta para el deseo del amo;

ya no levanta las manos para luchar con la arena…

quedó plasmado en el tiempo su andar de paso peruano.

¡Qué hermoso que es mi chalán! cuán elegante y garboso

sujeta la fina rienda de seda, que es blanca y roja;

que dulce gobierna el freno con sólo cintas de seda

al dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere.

José Antonio, José Antonio

¿Por qué me dejaste aquí?

Cuando te vuelva a encontrar

que sea Junio y garúe;

me acurrucaré a tu espalda

bajo tu poncho de lino

y en las cintas del sombrero

quiero ver los amancaes

que recoja para ti,

cuando a la grupa me lleves

de ese tu sueño logrado

de tu caballo de paso

¡Aquél del paso peruano!

Lima, 1957.

José Antonio de Lavalle muere un 17 de mayo de 1957

INDIO

Vals Peruano

Alicia Maguiña Málaga

La luz se hizo sombra
y nació el Indio,
La puna se hizo hombre
y nació el Indio,
//prisionero en tu suelo
indio cautivo
sin luz en tu mirada
indio sombrío//

Ayer montaña
hoy solo escombro
hierve mi entraña
cuando lo nombro
//serás otra vez montaña
y abrá fulgor en tus ojos
tu risa oiré
y feliz serás
y feliz seré//

DESDEN

(VALS PERUANO)
Letra del poeta Boliviano Walter Fernandez

Musica de Miguel Paz

Miguel Paz fue integrante del Trio “Los Trovadores del Perú” quienes
dieron a conocer y grabaron clásicos valses peruanos en la decada de
los cuarenta en Buenos Aires, donde muchas orquestas tipicas y
cantantes lo introdujeron a sus repertorios. Existe una excelente
version de Mercedes Simone.
Hay grabaciones en Mexico de este vals peruano,
es muy conocido por tierras aztecas y
Libertad Lamarque lo canta en una pelicula que tomo como tema este vals.

Aunque mi vida esta de sombras llena
no necesito amar, no necesito
yo comprendo que amar es una pena
una pena de amor y de infinitos.

No necesito amar tengo verguenza
de volver a querer como he querido
toda repetición es una ofensa
y toda supresión es un olvido.

Desdeño semejante a los dioses
yo seguire luchando por mi suerte
sin escuchar las espantadas voces
de los envenenados por la muerte

No necesito amar que absurdo fuera,
repetir el sermon de la montaña
por eso he de llevar hasta que muera
todo el odio mordaz que me acompaña.

Colaboración enviada por: Raúl Alvarez-Russi

MURIÓ EL MAESTRO

En Homenaje a los 67 años de su desaparición:

(Vals)
Pedro Espinel

Cubierto de crespones
inclinan sus guitarras
los bohemios hoy
y con profunda pena,
ahogan sus acordes
los de ayer tambien,
de qué vale ocultar
que es muy grande el dolor
es que no pueden ya
que agita el interior
del humano sentir.
Lo fúnebres heraldos
dan a conocer
la desaparición
del que fuera en otrora
el genial intérprete
de nuestras canciones
de meritorio saber,
de fecunda inspiración,
de su capacidad
se enorgullece ya
el folklore nacional.
Murió el maestro sin par
hoy por ti ha de llorar
la bohemia criolla,
de luto están las guitarras
todo es tristeza y dolor,
a la necrópolis van
en sentida expresión
numeroso cortejo,
dispútanse el ataúd,
todos quieren cargar
al amigo que se fue.
La ciencia fue impotente
para salvar la vida de este ser genial,
la muerte injustamente
lo eligió para ella
haciéndolo inmortal
pues la consagración
que en vida tuvo él
por su gran actuación
le conquistó un sitial
rodesdo de esplendor
en la inmortalidad
Felipe Pinglo Alva,
el genial criollo
de nuestra tradición
que otrora nos brindara
el caudal limeño
de sus producciones,
con su muerte nos dejó
gran vacío porque es
imposible encontrar,
otro Felipe igual,
al maestro sin par.

Enviado por: José Olivera

Rosa de América

(vals Peruano)

Autor: Augusto Rojas Llerena

Tus ojos son dos luceros
quieren robármelos no sé yo
porque eres mi linda Rosa
como el tesoro que guardo yo.

Escondido aquí en el pecho
llevo tu nombre guardado
porque siempre te llamaron
Rosa la flor celestial.

Guardo de tu mirada
sólo un recuerdo, paloma mía,
para que no se borre
ni con el tiempo en mi corazón.
Serás para mi mágica ilusión
Rosa que en América reinó.

Enviado por:

Dario Mejia