Compases y Alteraciones

Compases simples y compuestos:

Los compases que hemos visto hasta ahora se llaman compases simples. En los compases simples la unidad de tiempo se subdivide en mitades (una negra se subdivide en dos corcheas).

 

En los compases compuestos por el contrario la unidad de tiempo se subdivide en tres partes.

Algunos puntos importantes que debemos considerar en relación a estos compases:

 

–      Reconocemos los compases compuestos porque sus numeradores (cifra superior en la indicación de compás) son 6, 9 ó 12.

–      Obtenemos el número de tiempos en el compás dividiendo el numerador entre 3. Por ejemplo un compás de 6/8 tiene 2 tiempos (6 dividido por 3).

–      Las unidades de tiempo de los compases compuestos llevan un puntillo.

–      El denominador (número inferior) indica la figura que ocupa un tercio del tiempo. Por ejemplo en el compás de 6/8 la corchea ocupa un tercio del tiempo ya que un tiempo se forma por 3 corcheas ó 1 negra con puntillo.

 

La siguiente tabla resume estos puntos:

Las alteraciones:

Cualquiera de las siete notas se puede alterar de forma ascendente o descendente por medio de las alteraciones (las alteraciones son figuras que se encuentran dibujadas sea al principio del compás, en un compás determinado, y/o después de una nota musical).

En la escritura musical una alteración afecta cualquier nota del mismo nombre y en la misma octava dentro de un compás. En el siguiente ejemplo el último sol es sostenido (necesitaríamos añadir un becuadro si lo quisiéramos natural):

 

Decimos que un becuadro la convierte a natural, porque le quita a la nota la afectación ocurrida hasta ese momento.

 

 

Las armaduras de clave:

Para reducir el número de alteraciones al momento de escribir la música recurrimos al uso de armaduras de clave. Estas alteraciones, escritas entre la clave y la indicación de compás afectan a todas las notas de ese nombre a través de la pieza incluyendo aquellas en otras octavas.

 

En el siguiente ejemplo todos los fa y los do son sostenidos. El sol del primer compás es sostenido y el do del segundo compás es natural debido al becuadro. El último sol no necesita el becuadro ya que el sostenido estaba en el compás anterior, pero a veces se escribe por seguridad:

 

 

Las claves de do:

Además de las claves de sol y fa existen claves de do en 1ra (la 1ra línea equivale a do), do en 2da, do en 3ra y do en 4ta. De éstas, las que usamos comúnmente son las de do en 3ra (para la viola) y la de do en 4ta (violonchelo, fagot, entre otros para notas agudas).

A continuación las notas en clave de do en 3ra:

Un comentario en “Compases y Alteraciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *